Tic tac, tic tac, comienza la cuenta atrás (por @javierulle)


Comienza la cuenta atrás.

Hemos entrado en la última semana. Hemos entrado en estos últimos días en los que incluso nos volvemos un poco obsesivos, nuestro comportamiento se ve ligeramente alterado (o no tan ligeramente) ante la inminente llegada del día D: 15 de marzo, 08:30 horas, Maratón de Barcelona.

cuentaatras01

En la semana previa a un maratón, después de tanto esfuerzo para llegar en condiciones propicias a la línea de salida, casi cualquier cosa que hacemos, la hacemos con un ojo puesto en lo beneficioso o perjudicial que será de cara a la carrera. Es muy habitual en esta semana previa entre cualquier runner que va a completar los 42kms visitar al fisio, podólogo, prestar una atención extra a la nutrición e hidratación, disminuir o eliminar la ingesta de bebidas alcohólicas, etc.

También, según se aproxima el día de la competición y casi de manera automática es tiempo de hacer una especie de balance proyectando nuestra vista hacia el pasado y el futuro. Se nos vienen a la cabeza todos los sacrificios, las horas de duros y exigentes entrenos;  si hemos completado de forma satisfactoria nuestro plan, nos invade una sensación de confianza, de seguridad en nuestras posibilidades de éxito, de lograr la hazaña de completar la muy honorable y mítica distancia en el tiempo que nos hemos marcado. Si por el contrario hemos sido poco diligentes en nuestro compromiso, o bien por diversas razones no hemos podido dedicar el tiempo previsto a la preparación, entonces es inevitable que nos asalten dudas. En cualquier caso lo que es invariable es la aparición de unos pocos de nervios y cierto canguelo ante la inminencia de la competición.

A lo largo de todas estas semanas de preparación, y en éstos últimos días antes de la carrera, seguro que si eres un corredor experimentado tienes tu catálogo de cosas que te funcionan, incluso cierto tipo de liturgia en los días/horas previas; si por el contrario eres un nobel en esta distancia, estarás ávido de información y consejos, además de estar “acojonado” en grado superlativo, ¿A que sí? Sea cual sea tu caso voy a compartir contigo un póker de ases que a mí me han ayudado cuando he jugado una partida con Filípides:

  1. Sé valiente en los entrenos y conservador en la carrera. Dicho de forma simple, cuando entrenes tu ritmo de maratón intenta hacerlo unos 5 segundos más rápido x km que el ritmo que tienes previsto llevar el día de la carrera. A mí me da confianza y hace que en carrera mi ritmo objetivo me parezca un poco más “fácil”.cuentaatras02
  2. “Engrasa tus armas”. Un problema muy común que puedes tener durante la carrera es la aparición de una ampolla en la planta o los dedos del pie. Una buena forma de evitarlo es la prevención, te recomiendo durante la semana previa darte un auto masaje con una buena crema hidratante todos los días al acostarte. El día de la carrera tu piel estará bien nutrida, y por tanto será elástica y resistente! Ah, y córtate la uñas al menos 3 días antes, si te cortas alguna de más, tenemos tiempo de recuperación.
  3. Elimina stress innecesario. Corremos porque nos gusta y por salud, ¿no? Tener unos pocos nervios pre-competición es lógico, pero es absurdo y contraproducente sentirse angustiado e incluso irritable. Al fin y al cabo si por cualquier causa no logramos el objetivo propuesto ¿Qué nos va a suceder? ¿Nos van a deportar a Siberia? ¿Vamos a pasar hambre? El impacto en nuestra vida va a ser nulo, aparte de no poder alimentar un poquito al ego y presumir con los colegas… Y por muy bien que hayamos preparado la cita, puede suceder lo más insospechado, o podría ser que las condiciones climáticas fueran adversas.cuentaatras03
  4.  Conviértete en un chimpancé. Y come un par de plátanos al día. Los plátanos contienen potasio, un electrolito que juega un papel fundamental en la contracción muscular, carecer de potasio (hipokalemia) puede provocar calambres musculares.  A mí, la semana previa me sienta de maravilla “atiborrarme” a frutas para cargar bien de vitaminas y minerales. Esto, sin olvidar una óptima hidratación, será una excelente y saludable forma de prevenir calambres

Por último quiero reflexionar sobre algo tan importante como es poner en riesgo la salud, y es que últimamente veo como se banaliza el tema de correr un maratón. Para correr un maratón no hace falta ser extraordinario, pero si hace falta un acondicionamiento de todo tu sistema cardio-pulmonar y musculo-esquelético que únicamente se logra con tiempo y constancia. Correr un maratón sin llevar tiempo habituado a correr varios días por semana durante al menos 18 meses, y por supuesto tener experiencia previa en correr distancias más cortas e ir aumentando de forma progresiva, es correr el riesgo de sufrir una lesión o incluso un colapso de forma gratuita e inconsciente.

Además, antes de comenzar a preparase es muy recomendable (diría que obligatorio) hacer una prueba de esfuerzo para monitorizar nuestra corazón,  y durante el periodo de entreno hacerse una analítica para ver cómo está respondiendo nuestro cuerpo a los esfuerzos.

Mucha suerte a todos los que el próximo domingo estarán bajo el arco de salida de la maratón de esa maravillosa ciudad que es Barcelona.

cuentaatras04

@javierulle

всеволод кожемяко отзывыпроектор омскstockpair review

Compartir en:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *