Un pequeño paso para los DrinkingRunners, un gran paso para mí (por @Ldevega) 7


Me decía un amigo hace pocos días que en el maratón hasta el kilómetro 30 te llevan las piernas, hasta el 40 la cabeza y hasta los 42.195 metros el corazón. Cuando el domingo en Barcelona me quedé solo, sin ninguno de mis compañeros de los DrinkingRunners, apenas transcurridos 1.500 metros de carrera, decidí anteponer la cabeza a las piernas y ya veríamos dónde tiraba de corazón.

MaratonBarcelonaLuisVegaEquipo

Era un riesgo que un novato fuera tantos kilómetros sin estar arropado, pero era un riesgo mayor ponerme a 5,30 de salida y cavar mi propia tumba. Cabeza, me repetía a mí mismo una y otra vez tratando de asentarme en un ritmo que me permitiera avanzar sin sofocarme en exceso. El reto estaba ahí y mi intención era guardar combustible no solo mental sino también físico para lo que tenía por delante, especialmente los peores kilómetros, que todavía estaban lejos.

Apenas hablé con nadie, salvo unas cuantas frases que intercalé en el km 24 con unos cuantos integrantes del equipo los Red Runners de Barcelona. Me distraía con la música y actuaciones que salpicaban las calles, la animación del público y admirando la ciudad. Bebí unos cuantos tragos en todos los avituallamientos sin excepción. Tomé cuatro geles y cuatro gominolas de Victory Endurance. Y mediada la prueba, un tercio de plátano. No hice nunca más de siete u ocho kilómetros sin comer nada. Todo más o menos según lo previsto.

Decidí llevar el reloj, pero de manera inconsciente apenas le hacía caso. Sabía que iba manteniendo tiempos de paso muy similares unos de otros y eso me tranquilizaba. También me tranquilizaba el comprobar que el temido apretón -los compañeros del equipo saben que soy de lo más inoportuno- no daba señales de vida. Miraba de reojo las cabinas de plástico con los baños que acompañaban las zonas de avituallamiento. «Ahí os quedáis», decía mentalmente con una sonrisa de satisfacción.

Para hacerme fuerte según iban cayendo los kilómetros me acordaba especialmente de los famosos «earlys» de los Drinking, esos entrenamientos de los martes y los jueves a las seis de la mañana, cuanto el frío va precedido del adjetivo de cuatro letras que empieza por «p»; de las tiradas largas de los domingos; de las series corridas a mi ritmo; del gran día del trail del Serrucho; de los 30 km que acompañé a mi amigo Antonio Rubio en su estreno en el maratón de Sevilla; de Carmen, Alfonso y los que me ayudan a convivir con mi amiga la periostitis; de la dichosa prótesis de rodilla que maltrata a mi madre desde hace dos años; de Rosa, María y Sete.

Al grito de «¡¡¡Fuerza equipo!!!» saludaba a los compañeros que me cruzaba en sentido contrario al mio en los tramos de la avenida Meridiana y, más adelante, en la Diagonal. Vi a Rafa Teresa, al «Doc» Carlos Mascías, a Pablo Sánchez Carmenado, Javier Bernal… Ellos son los héroes de los «earlys» que han tirado de mí hacia el maratón. Reconozco que sentía cierta envidia al verlos en grupo, pero no me martiricé por eso ni medio segundo.

Mi cabeza seguía intacta, mis piernas no tanto. Mi corazón me pedía no parar. Así, sin miedo, llegué al kilómetro 34, donde sabía que me esperaba mi amigo Medir Plandolit. «Voy regular, pero ve poniendo a enfriar una birra», le dije mientras me grababa un vídeo. A esas alturas sentía que estaba saltando el famoso muro, chuleando a la parte más dura de la carrera. Sabía que, si no había una debacle en forma de repentina lesión, iba a llegar a la meta. Esa era mi victoria. Daba igual el tiempo.

Sería egoísta pensar que mi primer maratón con 44 años y 85 kilos podría haber ido mejor. El objetivo de cruzar la línea de llegada con una sonrisa y las ganas de seguir saliendo a correr se ha cumplido. Mi marca de 4:12 en Barcelona el 15/3/15 es un pequeño paso para los DrinkingRunners y un gran paso para mí. Amigos, «ErDevega» volverá.

MaratonBarcelonaLuisVega

эхолотbinary strategyвсеволод кожемяко жена

Compartir en:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 thoughts on “Un pequeño paso para los DrinkingRunners, un gran paso para mí (por @Ldevega)

  • Respuesta
    Juan

    Enhorabuena por tu primera vez! Por lo que leo has hecho muy bien los deberes, sobre todo los mentales y has hecho una carrera muy inteligente (cosa algo difícil hoy en día con tanto “motivado” suelto por ahí).
    Espero que lo disfrutes, ¡sólo hay una primera vez!.
    Gran equipo los @drinkingrunnes 🙂

  • Respuesta
    @matillavm

    Eres un crack, ya te lo he repetido varias veces en Barcelona, por twitter, Facebook… y no me cansaré de repetirlo, un gran ejemplo a seguir. Otro más enganchado al running y además has conseguido tu primer maratón, tu si que eres un campeón!!!!! . Pero además, yo que estuve animándoos no me lo imaginaba así. Has hecho un relato de la Maratón que me ha hecho saltar las lagrimas. Gracias Luis. Tenemos pendiente una carrerita en “handbike”.