DrinkingRunners y los talleres solidarios de Alma (por @alma_cupcakes) 9


Lo sé, soy un desastre. Llevo desde diciembre pensando en escribir este post y cada vez que lo intento no sé cómo empezar y acabo dejándolo. Mi idea inicial era hablaros sobre los talleres solidarios de repostería que impartí los días 14 y 15 de diciembre, en los que recaudamos 1505 kilos para nuestro proyecto, Kmsxalimentos. Y sí, os voy a hablar de ellos, pero antes quería contaros un poco más sobre mi experiencia con los Drinking Runners.

TalleresSolidariosAlmaEntreno

Conocí el proyecto Kmsxalimentos a través de twitter a mediados de abril del año pasado, cuando estaban llegando a la culminación de la primera fase. Me sonaba haberlos visto en la Carrera del Taller pero no fue hasta un poco después cuando realmente me paré a leer más sobre la iniciativa. Desde un primer momento me sedujo: ¿correr y de paso contribuir a una causa solidaria? ¿Acaso puede haber algo mejor?

Pocas semanas más tarde estaba preguntando por Twitter a Pablo Carmenado, el “hamado líder” si podía hacer algo para colaborar con ellos y por fin en mayo le conocí en persona: yo estaba firmando en la Feria del Libro y se presentó allí con una camiseta del equipo para mí. Un par de sesiones de #jointheearlyfrikirunning más tarde comencé a sentir realmente lo que es ser una Drinking Runner.

Ser parte de la familia Drinking Runners es mucho más que ser miembro de un grupo de personas que se junta deTalleresSolidariosAlmaEquipo cuando en cuando en quedadas para recoger alimentos. Ser miembro de Drinking Runners es pasar a formar parte de un grupo de personas maravillosas que comparten contigo no sólo el amor por correr durante kilómetros sino que además son conscientes del bien que se puede hacer a los que nos rodean tan sólo proponiéndonoslo. Es tener un apoyo constante, es sentirte parte de un proyecto extraordinario, es saber que cuando corres no sólo corres por una marca o por un reto personal: corres por ayudar a los que más lo necesitan en estos momentos.

Mi vida como corredora antes de los Drinking Runners era una vida solitaria. Entrenaba sola, iba a las carreras sola, no tenía nadie con quién compartir mis sensaciones, mis miedos, mis lesiones. Con suerte, mis padres podían acercarse desde Villalba a verme correr alguna carrera y ya entonces me sentía la corredora más feliz del mundo.

TalleresSolidariosAlmaIGrupoInfantil

Y entonces conocí a los Drinking Runners. Mi vida cambió por completo. Se acabó la vida solitaria de corredora a la que estaba acostumbrada. La emoción con la que antes esperaba a las carreras ahora se ha multiplicado por un millón. Las carreras ya no sólo se basan en tiempos y marcas. Las carreras han pasado a ser una excusa para la celebración, para el encuentro y para recoger kilos y kilos para el Banco de Alimentos.

Si habéis ido a una carrera y habéis coincidido con un grupo numeroso de Drinking Runners sabréis de lo que estoy hablando: todo son risas, alegría, compañerismo. En carrera, cada encuentro con un miembro de los Drinking Runners se traduce en palabras de ánimo, de aliento. Y en el día a día no son menos. Cada uno de ellos te aporta algo a diario: desde las palabras de optimismo de Álamo (¡¡incluso en Lunes!!) y las bromas con Bernal y Pintos a raíz del pobre Agujas, a las sonrisas de Iri, Lolo y Arantxa, las sabias reflexiones de Roncero, la simpatía de Paco, o las visitas relámpago de Julián… y me dejo miles de nombres por el camino porque la lista es eterna: Óscar, Mario, Doc, Rafa, Manuel, Voltereta… y como no, mi querido Barrantes con el que no puedo estar más de tres segundos sin reírme a carcajadas y nuestro hamado líder, Pablo, por supuesto, al que le debo ser parte de este maravilloso proyecto que se ha convertido en mucho más que eso.

TalleresSolidariosAlmaPequesY ahora sí, antes de que me ponga sentimental y se me caiga la lagrimilla, contaros que haber podido celebrar unos talleres de cupcakes para recaudar kilos para el proyecto fue una gozada. Durante dos días consecutivos impartí 8 talleres de 1h y media. Cuatro el primer día, cuatro el segundo. En cada uno de ellos expliqué cómo hacer cupcakes, cómo decorarlos y todos cada uno de los participantes decoró 4 cupcakes que se llevó a casa a compartir con los suyos.

Lo mejor: la actitud de la gente. Los grupos fueron de lo más variado: había corredores, no corredores, adictas y adictos a los cupcakes, amantes del dulce… Lo pasamos en grande y cada grupo fue especial. En las clases que hicimos para adultos con peques los niños lo pasaron en grande. Ver sus sonrisas al tamizar la harina, cascar los huevos o mezclar la masa ya hizo que mereciera la pena el palizónTalleresSolidariosAlmaPeque que nos dimos mi madre (que estuvo de pinche) y yo en esas 48 horas. Recuerdo el último taller, el del domingo a última hora. Yo ya estaba reventada y sin embargo lo disfruté como una enana con la presencia de la peque de Manu y la hija de Amaya Sanfabio que nos tuvieron enamorad@s a tod@s los presentes.

Y si los niños lo pasaron bien… los adultos… ¡¡genial!! Inolvidable Doc liándola parda con las cápsulas de cupcakes, Pablo peleándose con la manga pastelera, Luis modelando el reno o Alberto Barrantes probándose mi gorro y sacándose fotos como un verdadero presentador de Cupcake Maniacs! Y eso además de tod@ la gente que participó en los talleres y que colaboró así con el proyecto #Kmsxalimentos a la vez que endulzaban la vida de los que le rodean… ¡una pasada!

Aún sonrío cada vez que pienso en aquellos dos días de diciembre. Son momentos que pasan a ocupar un pedacito de tu corazón y no se irán nunca de allí. Espero sinceramente que volvamos a repetirlo en la III fase del proyecto que, estoy segura habrá.

 

Y ahora me despido, que toca entrenar, ¡y mucho! Ya sólo faltan poco más de dos semanas para el Maratón de Sevilla, en el que concluye esta II fase del proyecto Kmsxalimentos. Voy avisando de que allí seguro lloro (de verdad, estoy de un moñas…) así que llevadme kleenex.

Gracias por leerme y, sobre todo, gracias a los Drinking Runners por todo. Gracias a este proyecto no sólo ayudáis a las miles de personas que recibirán los kilos recaudados, sino que además hacéis felices a la gente. Desde que os conozco mi vida es mucho más feliz y creo que no sólo hablo por mi sino por todas las personas a las que envolvéis con vuestra magia y vuestra alegría vital. Gracias.

джинсы в интернет магазинеразместить бесплатно рекламуcar cover z4 bmw

Compartir en:

Responder a Ana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 thoughts on “DrinkingRunners y los talleres solidarios de Alma (por @alma_cupcakes)